Ahorrando en ladrillos

Históricamente, se ha dicho que “el ladrillo” es un refugio de valor; pero como bien lo definen algunos analistas, como Marcos Juejati (NorthBaires) no sólo es un refugio de valor sino un multiplicador de valor.

Distingamos la inversión como ahorro o resguardo de valor, con la inversión como renta. Es fundamental dicha diferenciación, pues en este enfoque, valoraremos la inversión inmobiliaria como resguardo del capital y su actualización comparada con otras inversiones.

La rentabilidad que pueda dar un inmueble en locación, ha variado tanto con relación al valor del bien, como tantas crisis tenemos a lo largo de nuestra corta historia. En un inmueble valuado en una suma determinada de dólares, su precio locativo en pesos ha diferido continuamente con relación al valor del bien en dólares.

Un análisis del Forum “Construya” expresa que entre 1997 y 2019 el precio del metro cuadrado en dólares subió 16,50%, mientras que un plazo fijo, perdió un 41% en dólares y el dólar billete, logicamente no registró cambios. Esto quiere decir que quien guardó dólares en efectivo perdió riqueza en relación a quien compró inmuebles.

Culturalmente lo primero que hemos aprendido de nuestros progenitores es que “la casa” la inversión en ladrillos, ha sido siempre la mas segura, la mas tranquila, la mas conservadora y la que ha otorgado a la familia mayor respaldo.

No descartamos que un riguroso seguimiento de distintas inversiones, o la diversidad de un portafolios de inversiones harán mas redituables un conjunto que una única inversión inmobiliaria; pero si nos referimos al inversor individual, a la media del ciudadano argentino, que sólo quiere amparar sus ahorros y seguir trabajando; el camino más sencillo, mas claro, será la inversión en ladrillos.

No podemos dejar de reconocer que la rentabilidad de la mayoría de estos bienes no tiene relación entre en el valor del bien y el precio de la locación; pero si nosotros analizamos que la inversión en sí a través de los años, dará un beneficio mayor que otras; y que con el monto obtenido por la locación del bien, podemos mantener y cubrir el costo impositivo del inmueble; el resultado será siempre positivo y en ganancia con relación a otras inversiones.

Es fundamental no caer en el circulo vicioso de quejarse del estado de las cosas y del retraso y de la crisis del sector. Es necesario, con índices, generar comunicación a la gente para que sepa que la inversión en ladrillo es más segura, ha dado más ganancia; y al no ser una inversión especulativa, pone en marcha y es una de las industrias que mas fuentes de trabajo genera.

De las crisis se sale además de produciendo, generando estados de ánimo que hagan confiar a la gente. De nada sirven en estas épocas, no fomentar lo que sabemos ha sido, en nuestro país, a través de su historia, una garantía de inversión.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now